¡Ha llegado la hora!

¡Ha llegado la hora!

Community Spirituality Life of the Institute

De volver a vivir el valor del silencio que nos permite escuchar a Dios y a los hermanos, nos permite vivir en armonía con la creación que nos habla del poder de Dios y su presencia viva; Dios es silencio, pero un silencio elocuente. Ha llegado la hora y ya estamos en ella, en la que debemos gastar nuestra vida sirviendo a Dios y a los hermanos, porque el silencio es compasión y amor, como nos lo presenta la liturgia de estos días. Ha llegado la hora de hacer silencio en la sagrada liturgia, porque en ella Dios procede como un soplo suave, como un aliento ligero, que pide ser correspondido. El silencio nos ayuda a percibir mejor las cosas, nos dispone a celebrar la Eucaristía, la fiesta más grande de la vida.

Y en un clima de elocuente silencio, las hermanas de la Delegación Colombia Ecuador, estamos viviendo la semana de ejercicios espirituales que tiene como tema “Haced lo que Él diga” ¡Ha llegado la hora!, horizonte inspirador de la Vida Consagrada en América Latina y el Caribe. 
Estamos viviendo una intensa experiencia de escucha de la Palabra, meditada y celebrada que nos exhorta a vivirla a lo largo de nuestro año Pastoral en la misión que a cada una el Señor nos ha confiado en los distintos servicios.
Al Dueño de la vida, le presentamos la tinaja de la vida que de él hemos recibido, para que nos haga rebosar del vino de la alegría, del vino bueno para que el Banquete al que somos convidadas pueda continuar.

 ­