Misión Diocesana en Aguachica, Cesar

Misión Diocesana en Aguachica, Cesar

Comunità

Como todos sabemos la misión o el deber de todo cristiano católico es la de llevar la palabra de Dios por todo el mundo, dándola a conocer a aquellos que aún no saben de ella y predicando a quienes si la conocen, con el fin de reafirmar y aumentar su fe. Si bien es cierto, que, en tiempos de Jesús, fue este un mandato en el que hizo mucho énfasis nuestro señor Jesucristo.

Y como muestra de ello encontramos no uno si no varios versículos de la Biblia en los que Jesucristo nos invita a llevarlo a cada rincón del planeta, sin importar que tan recóndito sea. 
Uno de estos pasajes lo encontramos en el Evangelio según san Marcos, 16:15-18 en donde muy claramente nos dice:

“ID POR TODO EL MUNDO Y PREDICAD EL EVANGELIO A TODA CRIATURA.”

Por consiguiente, este no es un llamado o una tarea solo para los consagrados a la vida religiosa, si no para toda la comunidad cristiana de nuestra muy amada iglesia católica.
Es obligación de cada hijo de la iglesia Bautizado, predicar y evangelizar; es de saber que estos son tiempos difíciles, en los que la mayoría de los cristianos católicos se encuentran con grandes distracciones, pues el mundo les ofrece falsas alegrías que muy fácilmente deslumbran a los hombres. 

Aun así, es deber de todos buscar a Dios y agradar a el cumpliendo sus mandatos y llevándolo a los corazones de todo aquel que lo necesite y que se sienta dispuesto para recibirlo. Es por ello que la Diócesis de Ocaña Norte de Santander, propuso realizar esta misión evangelizadora, con el fin de lograr llegar a cada hogar del municipio de Aguachica Cesar y Gamarra.
De esta misión se hicieron participes sacerdotes, seminaristas, hermanas religiosas y por supuesto nuestro obispo de Diócesis, Gabriel Ángel Villa Vahos. 
Nuestra congregación religiosa Hijas de la Iglesia participó con mucha alegría y gozo de esta hermosa labor y prestó su servicio en la comunidad de Gamarra.

Para dar inicio a esta misión se realizó una celebración eucarística de envio que tuvo lugar en la Iglesia Inmaculada Concepción de Gamarra Cesar, a las 5:00 PM, en donde además hicieron la presentación delante de la comunidad y dieron aviso de que se estarían realizando visitas en los hogares de la localidad.

Dentro de las actividades a realizar se encontraban:

  • Bendición de los hogares
  • Unción de los enfermos en caso de que alguien lo requiriera.
  • Oración de inicio.
  • Lectura del santo Evangelio de lucas 19:1-9.
  • Reflexión participativa del evangelio.
  • Realización de peticiones por las familias
  • Acción final.

En cada hogar visitado se realizaba la secuencia escrita anteriormente; con esta temática se lograron visitar la mayoría de los barrios de Gamarra hasta el día jueves, el último día de misión. En las horas de la mañana de este mismo día, más exactamente a las 5:30 AM se celebró una Eucaristía presidida por el señor Obispo Gabriel Ángel Villa Vahos, y seguida de ella se continuó con las visitas en los hogares faltantes. En las horas de la tarde, se estipulo un punto de encuentro para toda la comunidad, dando paso a una procesión hasta la iglesia y durante dicha procesión se llevó a cabo el Santo Rosario.

Al llegar al templo se dio inicio a la celebración de la santa Eucaristía, siendo esta el cierre de la misión. Tanto para nuestra Congregación como para todos los que participaron, fue muy gratificante y edificador ser parte de esta importante tarea. Pues la predicación del Evangelio nos permite de alguna manera acrecentar nuestra fé y así mismo con nuestro ejemplo mover los corazones de aquellos a quienes nos dirigimos. Somos concientes que en el mundo hacen falta aun más personas que se sientan llamadas al servicio de Dios, y para ello es nuestro deber permanecer en constante oración y pedir ayuda al Ser más grande y maravilloso de todos, pues El por medio de su Espíritu nos instruirá y guiara los corazones, mentes y lenguas para evangelizar y para animar a otros a que nos sigan.

Personas alegres y llenas de amor por nuestro Señor, son las que la Iglesia necesita para que hagan parte de tan importantes acontecimientos; personas que contagien a otros y los inciten a darlo todo por Él.  Que muestren que no hay felicidad mas plena y real que cuando te entregas a Jesús y vives por Él y para ÉL. Agradecemos a todos los que de alguna manera aportaron su granito de arena para que la Misión Diocesana pudiera realizarse tan maravillosamente. y esperamos poder seguir siendo parte de ellas y que en los corazones de con quienes compartimos haya quedado la semilla y el mensaje que queríamos dejar.