Encuentro familiar Parroquia “Sagrado Corazón De Jesús” Patacamaya - Bolivia “Vayan por todo el mundo, anuncien la buena noticia a toda la creación” Mc 16,15

Encuentro familiar Parroquia “Sagrado Corazón De Jesús” Patacamaya - Bolivia “Vayan por todo el mundo, anuncien la buena noticia a toda la creación” Mc 16,15

Mar, 26 Mar 24 Hijas de la Iglesia Testimonios Vida del Instituto Conocer a la Iglesia

Del 21 al 22 de marzo, la comunidad de San Juan de Sirca abrió sus puertas para recibir el encuentro anual de familias, un momento esperado y lleno de significado para todos los participantes. Con entusiasmo y dedicación, la comunidad anfitriona se esmeró en brindar una cálida bienvenida a las familias que se unieron a esta celebración de fe.
Durante estos dos días de encuentro, el ambiente se llenó de alegría y fraternidad. Cada comunidad presente compartió su música y su fervor religioso a través de cantos de alabanza, expresados en el idioma propio de la región. Estos momentos de celebración fueron un testimonio vibrante de la diversidad y unidad que caracterizan a la familia cristiana.
Además de los momentos de alegría y comunión, el encuentro también incluyó momentos de reflexión y devoción. En la madrugada, se llevó a cabo el Viacrucis, una experiencia espiritual profunda, que permitió a los participantes acompañar a Jesús en su camino hacia la cruz. Este acto de fe y meditación fue una oportunidad para profundizar en el misterio de la pasión de Cristo y renovar el compromiso con seguir sus enseñanzas.
Finalmente, el encuentro culminó con la celebración de la Eucaristía, centro de la vida cristiana, donde se renovaron los lazos fraternos y se fortaleció la fe de todos los presentes. En esta solemne celebración, se hizo el envío de los catequistas de las comunidades, reconociendo su importante labor en la transmisión de la fe y en el acompañamiento espiritual de sus hermanos y hermanas.
En medio de todo esto, es importante reconocer y agradecer la presencia constante del Señor, quien sigue llamando a obreros para su mies y bendiciendo con su gracia a todas las familias que se reúnen en su nombre. Que este encuentro anual sea solo el comienzo de un camino de crecimiento espiritual y comunión fraterna para todas las comunidades participantes.