Dónde está tu tesoro, allí está también tu corazón

Dónde está tu tesoro, allí está también tu corazón

Jue, 02 Nov 17 Formación

No siempre es fácil entender lo que Dios quiere de nuestra vida. A menudo pensamos  que hemos de recibir quién sabe qué signos de lo alto. En realidad, no es  así. Dios nos habla en la vida diaria, a través de lo que vivimos, con las personas que conocemos y también en los pensamientos que habitan en nuestra cabeza y en nuestro corazón. Adjuntamos un breve archivo que puede ayudate a comprender qué pensamientos se deben seguir y cuáles no, y a que nivel se establecen en el corazón. ¡Feliz lectura!