Sono d'accordo (Estoy de acuerdo)

  • La Sierva de Dios Magdalena Volpato de las Hijas de la Iglesia
  • Autor: Nicola Gori
  • Editorial: San Paolo
  • En el momento en que Magdalena Volpato (1918-1946) vivió, el movimiento ecuménico daba los primeros pasos y la importancia de la comunión entre las Iglesias hermanas y los hermanos separados no gozaba de gran sensibilidad y convicciones ampliamente difundidas. Magdalena fue una pionera en esto: aceptó la Cruz y la abrazó sin vacilación, con la esperanza de que el Señor apreciaría su ofrenda y la usaría para convertir los corazones de aquellos que se reconocen  como sus discípulos.

    De las llagas del cuerpo de Magdalena, Jesús extrajo el aceite para sanar las laceraciones de su Cuerpo místico. El atroz sufrimiento que se prolongó durante los últimos quince meses de la vida de Magdalena, el avance lento e inexorable de la tuberculosis de los huesos, fueron como el perfume del incienso que se elevaba  a Dios para implorar la gracia de la unidad de todos los cristianos.

    Sono d'accordo (Estoy de acuerdo)