Quiénes somos

Como brotes de olivo en torno a Tu mesa

Hijas de la Iglesia es el nombre que expresa la identidad de cada cristiano, regenerado a la vida divina en Cristo en el seno de la Iglesia Madre; es para nosotras nombre y misión, porque hemos sido conquistadas por Jesús, el Hijo del Padre, y bajo la guía del Espíritu Santo deseamos dedicarnos enteramente a esta Madre, haciéndola conocer, amar y poniéndonos a su servicio.

La “pasión” por la Iglesia de Cristo y por la humanidad ha caracterizado la vida de nuestra Fundadora, María Oliva Bonaldo del Cuerpo Mistico, y aùn hoy compromete cada Hija de la Iglesia a través del testimonio de una vida sobria, sonriente, de oración y de una fraternidad sencilla y familiar, vivida a imagen de la primera comunidad cristiana.

Origen de nuestra espiritualidad es la Liturgia, fuente y culmen de la vida de la Iglesia; las celebraciones litúrgicas son para nosotras alabanza a la Trinidad y prolongación en la vida cotidiana del misterio celebrado. La Eucaristía constituye el centro de nuestro ser Hijas de la Iglesia, alimenta la humilde y orante escucha de la Palabra de Dios, inspira las relaciones fraternas, nos hace un único Cuerpo y nos convierte en adoradoras de Cristo hecho pan para cada hombre.

Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.
More information Ok