Ascensión del Señor

Ascensión del Señor

Dom, 06 Mag 18 Lectio Divina - Anno B

Señor, me llamas a dedicarme a predicar tu Evangelio. ¡Qué privilegio el poder contribuir en la extensión de tu Reino! Para lograrlo, necesito aumentar mi fe y mi caridad, por ello te pido que esta oración sea el medio para fortalecer mi convicción de ser un auténtico discípulo y misionero de tu amor.

Que dice el texto:

Jesús se reúne con los once, el tiempo ha llegado, es tiempo de la separación física entre maestro discípulo, un momento que tal vez sea triste, sin embargo han madurado y ahora ha llegado el momento de escuchar las últimas instrucciones de Jesús resumidas con la misión:  “Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación”; en la comunidad de Marcos se vive a un Jesús como mesías, como hijo de Dios y están conscientes que el anuncio de la buena nueva es fundamental para iniciar a los hombres en la fe.

Que me dice el texto

Preguntas para la reflexión:

¿Creo y recibo, acepto, dejó entrar al Señor a mi vida?

 ¿Reconozco al Señor como mi Salvador?, ¿Soy como uno de sus discípulos?

 ¿Pongo en mi vida, en cada momento la alegría, la fe y los dones que me ha dado para ir a llevar su mensaje de amor y de servicio?,  ¿Soy como San Pablo o cualquier apóstol?

🙋 Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

Meditación

Jesús, después de su resurrección, ha estado un tiempo con nosotros pero ahora tiene que partir, volver a la unión con  su Padre. Cuando leemos el evangelio observamos que su tiempo en la tierra fue corto pero  dejó una estela de luz, de amor, de  justicia y  de paz por los lugares que pasò.

Para muchas personas quizás esta fiesta de la Ascensión sea irrelevante, para otras el cielo será un lugar físico al cual iremos todos, otros pensaremos que el cielo es la unión con Dios si hemos vivido terrenalmente en la gracia de Dios.  Pero no pensemos en una ascensión física, sino espiritual.

Jesús se despide, pero nos deja a nosotros la misión de seguir sus pasos, de ser sembradores de luz, de justicia, de paz y de amor, porque el Reino de Dios aún no está en su plenitud, nos toca trabajar, sembrar, abrir nuevos caminos puesto que los tiempos cambian y la fe debe seguir siendo un pilar importante en la vida de las personas.

En ningún momento debemos sentirnos solos porque Él está en comunión con nosotros.  Jesús ve que estamos desanimados, que nos sentimos huérfanos, desamparados y nos envía su Espíritu.

Por todo lo anterior, deberíamos caer en la cuenta que en el mandato de «Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación» Él cuenta con nosotros, confía en nuestra maduréz y apoyo incondicional, porque todos somos el pueblo elegido y no sólo los católicos.

La Ascensión es un acontecimiento muy importante, porque todos ascenderemos con Él, nadie será privado de vivir el gozo de la unidad con el Padre.

Mensaje del Papa Francisco

Jesús lo dijo a los discípulos de ayer y nos lo dice a nosotros: ¡vayan!, ¡anuncien! La alegría del evangelio que se experimenta, se conoce y se vive solamente dándola, dándose.

El espíritu del mundo nos invita al conformismo, a la comodidad; frente a este espíritu humano “hace falta volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo”. Tenemos la responsabilidad de anunciar el mensaje de Jesús. Porque la fuente de nuestra alegría “nace de ese deseo inagotable de brindar misericordia, fruto de haber experimentado la infinita misericordia del Padre y su fuerza difusiva”. Vayan a todos a anunciar ungiendo y a ungir anunciando.

A esto el Señor nos invita hoy y nos dice: La alegría, el cristiano la experimenta en la misión: "Vayan a las gentes de todas las naciones,  vayan y anuncien”

Oración

¿Qué le decimos a Dios?  Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Petición: Señor, concédeme que mi testimonio comunique la alegría de mi fe.

Creo en ti mi Dios, en ti Jesucristo como mi salvador, y en el Espíritu Santo que derrama en mì los dones. Es una alegría recibirte, aceptarte y dejarte que actúes en mi vida, por eso es que he recibido el bautizo y desde mi humildad, desde lo que puedo ofrecer, desde los dones que me has dado, quiero ser tu discípulo, llevar tu mensaje en Palabra, Actitud y Acciones.

Contemplación ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

 (Repetimos)

“El que crea y se bautice se salvará”

 Acción ¿A que me comprometo con Dios?

  1. Hagamos una reflexión profunda sobre lo que significa la novedad del Bautismo.
  2. Aceptemos al Señor en nuestra vida como nuestro Dios y Salvador.
  3. Vayamos por todos lados con los dones y poder que Dios nos ha dado, llevando el mensaje de la Buena Nueva.