XIV Domingo del Tiempo Ordinario

XIV Domingo del Tiempo Ordinario

Lun, 02 Lug 18 Lectio Divina - Anno B

El Evangelio que se nos proclama en este XIV Domingo del Tiempo Ordinario nos presenta a Jesús predicando en la sinagoga de Nazaret. Se trata de un relato que narran los tres Evangelios sinópticos. Hoy escucharemos el relato de este episodio según san Marcos.

Los conciudadanos de Nazaret no se hacían ningún problema al reconocer en Jesús la sabiduría y el poder divino manifestados en sus enseñanzas y milagros. Pero lo que no lograban comprender es cómo Dios se hubiese revelado plena y completamente en el hijo del carpintero y de María, del que sabían todo desde que era niño. Los que resulta un escándalo para la gente de Nazaret.

Contexto

Continuamos   avanzando   en   el   evangelio   de   Marcos   y llegamos al final  de la segunda sección (3,7-6,6a). Jesús  ha continuado haciendo presente la soberanía de Dios, que pone vida y dignidad por doquier, pero, al igual que en la primera sección,  lo  que  es  una experiencia  gozosa  para  unos,  se convierte en motivo de rechazo para otros. En este caso, la sección  termina  con  el  rechazo  de  sus  paisanos  de  Nazaret.

El conflicto crece. La reacción de Jesús consistirá en el envío de  sus  misioneros,  discípulos  que  se  hacen  apóstoles  (6,7-13.30)  para  que  expandan  la  soberanía  de  Dios  por  todas partes.

Estructura

El evangelista comienza ambientándonos, describiéndonos el lugar, el día, los personajes y la circunstancia:

- Lugar: Nazaret, la sinagoga

- Día: Sábado

- Personajes: Jesús, los discípulos, los participantes en el culto sinagogal

- Circunstancia: el culto sinagogal

Además de estos datos, hay algo notable: que Jesús tome la iniciativa para ir a evangelizar a quienes lo conocen desde niño. Antes era la gente la que venía donde él a buscarlo, escucharlo y pedirle ayuda. Jesús tiene ganas de hablarle a su gente. Pero a ellos les cuesta  ver más allá de la misma humanidad de su historia de su familia, no logran ver lo trascendente que hay en su vida, este es el motivo de tropiezo de su falta de fe de no creer  en Jesús por eso no obra milagros allì.

Jesús vuelve a Nazaret. “Jesús salió de allí y vino a su patria y sus discípulos le siguieron".

Cuando llegó el sábado se puso a enseñar en la sinagoga.” Es siempre bueno volver a su patria y volver a encontrarse los amigos después de una larga ausencia, Jesús vuelve a la sinagoga. Para tomar parte de la reunión de la comunidad. Él comienza a enseñar vemos no era el coordinador de la comunidad sin embargo toma la palabra, señas que las personas pueden participar y expresar su opinión.

La gente de Cafarnaúm había aceptado la enseñanza de Jesús (Mc 1,22), pero a la gente de Nazaret no acepto las palabras de Jesús y quedo escandalizada ¿por qué?  ¿A Jesús le conocían desde su infancia y ahora tan diferente? Pues ellos no aceptan el misterio de Dios presente en Jesús, un hombre como todos los demás, conocidos por todos. Y ahora ¡llega para poder hablar de Dios no podía ser igual a los demás ¡cómo vemos no le fue bien. Ellos que hubieran tenido que ser los primeros en aceptar la Buena Nueva, son ellos los que ponen más dificultad en aceptarla. La no aceptación no era sólo con los de afuera, sino que también con sus parientes y la gente de Nazaret. Tienen dificultad en creer en Jesús, no consiguen entender el misterio de Dios que envuelve a Jesús: ¿De dónde le viene esto? y ¿Qué sabiduría es esta que le ha sido dada? ¿y esos milagros hechos por sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿y no están sus hermanas aquí entre nosotros? ¡No llegan a creer en Jesús!

 En Marcos 6,4-6. La reacción de Jesús ante la actitud de la gente de Nazaret. Jesús sabe muy bien que “nadie es profeta en su Patria, entre sus parientes y en su casa carece de prestigio”. De hecho, donde no existes aceptación ni fe, por la gente no puede hacer nada por su falta de fe. Las ideas preconcebidas lo impiden. Aunque queriendo, Jesús no pudo hacer nada y quedo extrañado ante su falta de fe. Por eso, ante la puerta cerrada de su propia comunidad, “comenzó a recorrer los alrededores, enseñando en los poblados”.

La experiencia de rechazo lleva a Jesús a cambiar de práctica, Se dirige a otros, como vemos en el evangelio de mañana implica a los discípulos en la misión dando instrucciones de cómo deben dar continuidad a la misión