La alegría por el gozoso reencuentro

La alegría por el gozoso reencuentro

Spiritualità

En ambiente fraterno y de oración, la Vida Consagrada que peregrina en Bucaramanga vivió la alegría del reencuentro presencial, en el Retiro Intercongregacional, luego de casi dos años de Pandemia, que nos obligaron a mantenernos aislados y en la virtualidad. Este retiro fue orientado por nuestro Arzobispo, Monseñor Ismael Rueda Sierra y su Vicario de Pastoral, Padre Jorge Flores, en las instalaciones del Colegio de la Salle. 
Allí fuimos acogidos con gran alegría por el Presidente de la Junta de Religiosos, seccional Bucaramanga: Hno. Alberto Gonzalez, quien con infatigable esmero nos ha animado de un modo admirable.y permanentemente creativo.
Con el títilo: "Caminemos juntos como  Iglesia Sinodal: Comunión, Participación y Misión", Monseñor Ismael hizo énfasis en la necesidad  de participar en el proceso sinodal de nuestra Iglesia, Pueblo de Dios, respondiendo a los retos del mundo actual, que evidencian la necesidad de conversión y que aplicado a la Vida Consagrada exige desaprender y volver a aprender el modo auténtico de ser Iglesia Sinodal, para que guiados por el Espíritu vivamos la salida misionera; destacó la fraternidad como gran testimonio en el momento actual de la historia, testimonio unido al compromiso valiente de los laicos, que prolongan la vida de los carismas en la Iglesia.
Luego de un fraterno compartir sinodal, el Padre Jorge Flóres expuso el Proceso Diocesano de Evangelización y Renovación  (PDRE) de la Arquidiocesis de Bucaramanga, que se funda en las 4 partes del Catecismo de la Iglesia Católica; nos presentó el lema para el presente año: "Como discípulos misoneros, oramos al estilo de Jesús, centrándonos en el año de la Eucaristía"; nos habló de los signos y las acciones significativas para cada bimestre del presenta año. 
Este primer retiro presencial, se concluyó con algunas noticias Intercongregacionales, con la intención de unirnos en la oración, y fortalecer así nuestra comunión.